T.I.C. en los Conservatorios de Música. Creación de recursos y Software

Introducción

Desde antaño, los músicos hemos pensado que la enseñanza de la música, sobre todo la instrumental, ha de realizarse mediante la comunicación directa entre el educador y el educando.

El procedimiento suele ser el siguiente:

El alumno toca, delante de su profesor, una pieza previamente estudiada en casa. Posteriormente, utilizando generalmente el método dogmático, el profesor realiza los comentarios/correcciones al alumno. Dependiendo del instrumento, estos comentarios pueden centrarse en aspectos como

  • Movimientos correctos de los dedos, manos, brazos, hombros, tronco, piernas, etc.
  • Utilización de digitaciones más ágiles,
  • Modo de producción de sonido …

De forma generalizada, se suele dejar la expresión (agógica y dinámica) de la pieza como el último peldaño en el aprendizaje de una pieza, si bien, este aspecto suele crear controversia.

Por un lado, podemos encontrar a maestros que aconsejan estudiar la técnica[1] y la interpretación desde el inicio del estudio de una pieza, hasta aquéllos otros que se postulan por el estudio y perfección de los elementos motrices para posteriormente trabajar la interpretación.

En la enseñanza tradicional se valora y recomienda, como actividades de enseñanza de forma muy positiva, con gran acierto y buen razonamiento, la asistencia del alumnado a cursos de perfeccionamiento de grandes intérpretes. En estos cursos, los consejos de los ponentes ayudan a los asistentes a perfeccionar tanto la técnica como la expresión musical.

El alumno, a partir de los consejos e indicaciones que le realiza su profesor en clase y con los que recibe en los cursos que realiza, construye su conocimiento pudiendo abordar el estudio e interpretación de una obra desde su propio punto de vista tomando referencias, como se suele decir vulgarmente, de aquí y de allá.

El que suscribe, no tiene el mayor reparo en reconocer que es se enmarca dentro de la enseñanza tradicional y que el adiestramiento musical debe ser personal y directo. Sin embargo, no se debe olvidar que un buen docente del siglo XXI tiene que utilizar todos los recursos a su alcance para que sus alumnos construyan su conocimiento con la información más veraz y asequible, incorporando los recursos más innovadores.

Los músicos invertimos mucho tiempo y esfuerzo en la preparación de un repertorio de concierto, en unas ocasiones como instrumentistas solistas (guitarristas y pianistas) y ,en otras, como solista con orquesta o miembro de cualquier agrupación camerística.

Para preparar un concierto de solista o música de cámara, es necesario incluir en el proceso una programación de ensayos previos para empastar el repertorio.

En el caso de músicos profesionales, se suele tardar mucho menos tiempo que cuando se trata de músicos diletantes. Me estoy refiriendo al alumnado que cursa enseñanzas de música en cualquier nivel educativo.

En ocasiones, la falta de tiempo para concertar los ensayos, hace que los alumnos deban concentrarse, en los primeros ensayos, a escuchar lo que hacen el resto de instrumentos de la agrupación, y así descubrir donde les toca entrar, para posteriormente pasar a la interpretación en conjunto.

En cuanto a la enseñanza de la música no instrumental, es decir, la parte teórica de la música (Lenguaje Musical, Armonía, Historia y estética de la música, Análisis, etc), también se ha enseñado en grupo con unos sistemas de enseñanza variados. El lenguaje musical, por ejemplo, requiere de actividades prácticas para la comprensión de los elementos teóricos, la realización del ritmo, y el desarrollo auditivo. Para la práctica de los dictados suele recomendar, algún profesorado, materiales de apoyo que incluyen un CD de manera que el alumno puede practicar en casa.

Sin embargo, no es común que los libros de entonación lleven un CD con los acompañamientos de piano para que el alumno pueda practicar en casa. De forma que el alumnado sólo puede practicar, la entonación con acompañamiento, en los momentos dedicados a esta actividad en clase.

Por otro lado, en el mercado se pueden adquirir diversos estuches que contienen la partitura de una obra (generalmente para instrumento solista y orquesta) junto a un CD con la grabación de la pieza a distintos tempos, generalmente tres distintos. En ocasiones, el acompañamiento suele ser una reducción para el piano. Como inconveniente, podemos indicar que el repertorio que se incluye en este tipo de álbumes no es demasiado extenso, por lo que el intérprete debe limitarse a escoger sobre unas obras concretas.

Incorporación de las TIC

Afortunadamente, el uso de las nuevas tecnologías no se reducir al empleo de un CD en el aula para que los alumnos puedan realizar un karaoke.

Actualmente, podemos disponer de aplicaciones informáticas que nos permiten crear, modificar, reproducir cualquier tipo de audio que sea necesario para utilizar en el aula, ya sea mediante un reproductor de CD o un ordenador.

En el año en que nos encontramos (2010), donde no sólo el currículo de las enseñanzas contempla el uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación (T.I.C.) en el aula, sino que hay alumnos, en las enseñanzas obligatorias, que asisten a diario a clase con su ordenador portátil (proporcionado por la administración educativa) y que incorpora los materiales didácticos en formato digital; se hace necesario incorporar estas tecnologías a los conservatorios de música.

Actualmente, existen varias plataformas (Windows, Mackintosh, linux) que permiten el uso de aplicaciones musicales, tanto libre y gratuitas como propietarias.

Los amantes de la plataforma Linux pueden contar con la instalación del sistema operativo Musix (http://www.musix.org.ar), 100% libre y gratuita. Está destinada tanto a músicos como a técnicos de sonido, DJ’s, Diseñadores gráficos, y al usuario en general. Es multilenguaje y la mayoría de las aplicaciones tienen su traducción al castellano. Este sistema operativo instala todas las aplicaciones necesarias en menos de una hora. Permite la utilización Live, es decir, se puede visualizar cómo es sin necesidad de instalarlo, sólo con arrancar el PC con el DVD de instalación en la unidad de DVD, el ordenador arrancará con este sistema operativo. Cuando apaguemos el ordenador, no quedará rastro en el disco duro. Además, integra varios escritorios pre-configurados para iniciar el trabajo, casi de inmediato. En la ilustración 1 podemos encontrar un escritorio de Musix. En la parte superior izquierda aparece:

Escritorios en Músix 2.0. Al hacer clic en cada una de las letras aparecerá un escritorio con los correspondientes accesos directos a las aplicaciones. Por ejemplo, Muestra el Escritorio con los manuales de ayuda mostrará el escritorio de ayuda de todas las aplicaciones.

Muestra el Escritorio con las aplicaciones de oficina mostrará el escritorio de oficina con las aplicaciones más corrientes, procesador de textos, hoja de cálculo, etc. Muestra el Escritorio con las aplicaciones para gráficos mostrará el escritorio con las aplicaciones gráficas, Muestra el Escritorio con las aplicaciones musicales y MIDI mostrará el escritorio con las aplicaciones musicales MIDI y Muestra el Escritorio con las aplicaciones de audio mostrará las aplicaciones de audio.

El sistema operativo Musix en su versión 2.0

El sistema operativo Musix en su versión 2.0

Aplicaciones de audio

En España, el sistema operativo Windows es el más utilizado, por ello la mayoría de las aplicaciones que se mencionan aquí corren bajo este sistema. Algunas de ellas son libres y gratuitas, y otras, quizá las más conocidas, son propietarias, de forma que para utilizarlas se habrá de adquirir una licencia.

Reproducción

Existen varios reproductores gratuitos que permiten modificar el tempo de una pieza sin que la afinación se vea afectada. Sin embargo, sí se puede apreciar un cambio de sonido más metálico.

Ripeo y conversión


La forma más rápida y cómoda para reproducir un CD en un PC es incorporar la música al disco duro. Así, evitamos que tener desplazar con nosotros multitud de CD’s. Para ello es necesario ripear[2] previamente el cd.

Existen multitud de aplicaciones que realizan esta tarea. Las que se recomiendan están en castellano.

Gratuitas

Propietarias

  • Easy CD-DA Extractor – Aplicación mini suite que ripea, convierte y graba en CD/DVD tanto audio como video. Permite 30 días de prueba. http://www.poikosoft.com/
  • Roxio – Easy CD Creator – Suite que permite, ripear, convertir, grabar, editar audio y video. http://www.roxio.com/
  • Nero – Al igual que la anterior, es una Suite que permite, ripear, convertir, grabar, editar audio y video. http://www.nero.com/esp/

Edición

Una vez se ha ripeado una pista de audio habiéndola convertido, por ejemplo, al formato mp3, podemos manipular el archivo creado mediante aplicaciones que permitan editar audio. Todas incluyen multitud de efectos, entre los que se encuentran el cambio de tempo o velocidad. Estas aplicaciones pueden utilizarse para realizar grabaciones de excelente calidad.

En el mercado existen para todos los gustos. Las más conocidas son:

Propietarias

Gratuitas

Grabación

En algunas ocasiones tenemos la necesidad de realizar grabaciones en CD de aquellas piezas que estamos estudiando, o bien, las vamos a necesitar en algún lugar donde no tengamos la posibilidad de utilizar un ordenador. Esto nos ahorraría el transporte de varios CD’s.

Aplicaciones para la grabación de CD y DVD existen en el mercado para todos los gustos. Los sistemas operativos Windows y Linux traen preinstalado su propio software de grabación, si bien algunas aplicaciones propietarias, para el sistema Windows, nos permiten realizar nuestras grabaciones con multitud de opciones.

Las aplicaciones mencionadas anteriormente, Easy CD-DA Extractor, Nero, Roxio, K3B también nos ayudan a realizar estas tareas. Como mencionamos anteriormente, K3B es gratuito y para el sistema Linux. Easy CD-DA Extractor es una aplicación que tiene un precio más asequible (sobre los 22€).

Edición de partituras

Sin lugar a dudas, las herramientas más necesarias y poderosas, para cualquier músico o profesor de música, son las aplicaciones de edición musical. Todos los músicos hemos oído hablar, en alguna ocasión, de las aplicaciones propietarias Finale o Sibelius como las mejores herramientas de edición de partituras, desconociéndose que existe Musescore, que es una aplicación que tiene un funcionamiento similar a Sibelius. Musescore es libre y gratuita, pudiéndose utilizar en varios sistemas operativos como Windows, Mc OS o Linux. Se puede descargar desde http://musescore.org/es/descarga.

Vista general de la aplicación Musescore

Vista general de la aplicación Musescore

Estas aplicaciones nos permiten crear nuestra propia música, bien mediante la composición de música original o mediante la creación de arreglos, los cuales pueden realizarse a partir de la importación de archivos MIDI o XML.

Desde hace tiempo, estas herramientas no se limitan a la creación de partituras para imprimir o editar, sino que permiten exportar a otros formatos, como pueden ser XML, WAV/MP3, MIDI, etc.

El formato XML nos permite intercambiar información entre distintas aplicaciones. Por ejemplo, un archivo creado  con Finale, al exportarlo a XML podemos abrirlo con las aplicaciones Musescore o Sibelius. Sin embargo, Sibelius es una aplicación que para exportar al formato XML necesita de la instalación del plug-in Dolet for Sibelius, el cual es propietario.

Estas aplicaciones pueden ampliar sus funciones instalando las librerías de instrumentos para que los sonidos sean más reales. También están muy perfeccionadas en la reproducción musical y permiten realizar infinidad de cambios de compás, tempo, etc. La agógica y la dinámica pueden reproducirse de forma personalizada con un conocimiento avanzado de estas aplicaciones.

Este software también es muy interesante para la creación de archivos de audio que se puedan utilizar en el aula como karaoke, mediante los cuales podemos elegir exportar archivos de audio sólo con el acompañamiento, completos, o determinados instrumentos.

Esto hace el profesorado, con el paso del tiempo, pueda disponer de una biblioteca personal de audio y edición muy amplia.

Software de acompañamiento

Los currículos actuales, en todas las enseñanzas musicales, Elementales, Profesionales y Superiores, incorporan como objetivos el desarrollo de la lectura a vista, la improvisación y el acompañamiento. Así mismo, aunque las enseñanzas en los conservatorios siempre han estado orientadas a la música denominada “clásica”, poco a poco se van incorporando otros estilos musicales como el jazz.

Para contribuir a desarrollar en el alumnado las capacidades anteriormente mencionadas, existe un recurso multimedia muy completo, y a un precio asequible (sobre 100€) comparado con algunos editores de partituras como Finale o Sibelius.

Band in a Box es una aplicación muy completa. Entre la multitud de opciones que presenta, podemos destacar las funciones de edición, grabación, análisis de acordes en archivos de audio generando la canción, pequeñas aplicaciones para la práctica del desarrollo auditivo, generador de melodías a partir de un esquema armónico, generador de esquemas armónicos a partir de una melodía, generador de solos de improvisación basados en la técnica de los improvisadores más importantes de la historia del jazz, blues, bossa, etc. En el caso de guitarristas o pianistas, se puede incrementar la velocidad de lectura de acordes en notación anglosajona.

Aunque Band in a Box es una aplicación que puede resultar bastante compleja a primera vista, realmente las posibilidades que ofrece (incorpora más de 2000 archivos de muestra para la práctica de solos, esquemas armónicos, etc.) son muy atractivas para cualquier tipo de usuario.

Aulas virtuales y conservatorios

Todas las herramientas hasta el momento mencionadas, pueden ser utilizadas tanto por el profesorado como por el alumnado. Por otro lado, como profesor que lleva utilizando, y aplicando en el aula, estas tecnologías desde hace más de 10 años, he aprendido que la mejor forma de intercambiar información con el alumnado no es exclusiva del correo electrónico, ya que éste genera un exceso de trabajo al profesor teniendo que enviar una y otra vez la misma información a los alumnos, ya que, normalmente, no todos llevan el mismo ritmo de trabajo o estudio. Por otro lado, cuando los alumnos preguntan dudas al profesor, debido a que el correo normalmente es individualizado, los consejos no están disponibles para todos los usuarios.

Por este motivo, una de las formas más interesantes para el intercambio de información, materiales y recursos educativos pasa por la creación de un sitio (una web) específico donde puedan estar disponibles estos materiales y recursos creados por el profesor, y además, exista un foro de consulta accesible a todos los usuarios del curso o cursos.

La Junta de Andalucía, al igual que otras comunidades autónomas, pone a disposición de los centros educativos, mediante la plataforma Averroes, un sitio web que los centros pueden utilizar a su antojo. Permite la instalación de sistemas de gestión de contenidos (CMS) del tipo Joomla o Moodle. Estas aplicaciones permiten que un centro educativo pueda tener una web con contenidos dinámicos y un aula virtual.

Aunque el lector pueda pensar que la creación de este tipo de web puede ser muy compleja y que no está al alcance de un usuario básico de ofimática, lo cierto es que esto no es así.

Desde el año 1998, he dedicado muchas horas al estudio de lenguajes como HTML, XHTML, XML, CSS, Javascript, PHP, para poder crear mi propia web con contenidos dinámicos. Tengo que reconocer que, cuando creaba una web, dedicaba más tiempo a soluciones problemas de visualización en los distintos navegadores que a la creación de los contenidos más importantes como los materiales curriculares para el alumnado.

Afortunadamente, esto ya pasó a la historia. Joomla (creación de una web de contenidos dinámicos) y Moodle (Aula virtual con contenidos dinámicos) facilitan la creación de webs dinámicas con apariencia profesional totalmente personalizada con plantillas gratuitas. Su instalación consiste en la descarga de unos paquetes de forma gratuita desde la web principal de estos CMS y la posterior carga a nuestro espacio web. Quizá lo más complejo sea la conexión a la base de datos MySQL. Lo que hace unos años se tardaba en construir varios meses, actualmente en menos de 30 minutos está la web funcionando.

Para la instalación, configuración y gestión de contenidos, tanto en Joomla como en Moodle, existen cursos y tutoriales on-line de altísima calidad y totalmente gratuitos. Las dos plataformas permiten el acceso de usuarios registrados.

Moodle

Como he mencionado anteriormente, Moodle es un software que permite la creación y gestión de un aula virtual en un espacio web. Permite organizar los contenidos por cursos, profesores, asignaturas, etc, según se crea conveniente. Cada curso puede disponer de todos los recursos que el profesor o profesores crean oportunos, tales como apuntes, conceptos, enlaces a documentos de cualquier tipo, hiperenlaces a otras web, realización de encuestas y cuestionarios de preguntas con respuesta alternativa, creación de foros de debate, glosarios, comunicaciones internas a través del correo electrónico, realización de tareas para el alumnado, así como secuenciar una asignatura a lo largo del curso académico y que el alumno sepa en cada momento las tareas que va a realizar cada semana y lo que tiene que llevar estudiado a clase.

Todo lo anteriormente expuesto es un pequeño resumen de lo que estas aplicaciones CMS pueden realizar, si bien, aunque su utilización es relativamente sencilla, las tareas que se pueden incorporar son variadas.

Algunas actividades que se pueden realizar utilizando las T.I.C.

  • Arreglos instrumentales para imprimir, incluido guión y partes. Para todas las especialidades instrumentales además de las asignaturas de orquesta, coro, conjunto, agrupaciones, música de cámara, etc.
  • Creación de ejercicios para utilizar en el aula, bien para asignaturas como el lenguaje musical o cualquier especialidad instrumental.
  • Exámenes de teoría incluyendo ejercicios auditivos (reconocimiento de intervalos).
  • Creación de archivos de audio para el aula o el alumno con el acompañamiento o resto de partes de una agrupación.
  • Procesador de doble núcleo con una velocidad de 1,8Ghz.
  • 4 Gb de memoria RAM DDR2
  • Reproductor/grabador de CD/DVD
  • Conexión inalámbrica o Ethernet.
  • Tarjeta de sonido Creative (interna o externa).

Características mínimas de un ordenador para utilizarlo en el aula como recurso multimedia

  • Procesador de doble núcleo con una velocidad de 1,8Ghz.
  • 4 Gb de memoria RAM DDR2
  • Reproductor/grabador de CD/DVD
  • Conexión inalámbrica o Ethernet.
  • Tarjeta de sonido Creative (interna o externa).

 


[1] “En cuanto a la técnica, tengo que advertir que se confunde demasiado frecuentemente con lo que es el mecanismo instrumental… En mi opinión, el mecanismo –es decir, el simple movimiento de las manos- no es sino una parte de la técnica, que abarcaría varias y más generales cuestiones: estilo, personalidad y lenguaje musicales de un medio instrumental concreto; notación; mecanismo, digitación y maneras de comprender –y comprehender- la obra musical; disposición material del instrumento –afinación, entrastado-, variación ornamental del texto, articulación, y, por último, quizá la cuestión fundamental de la técnica: el peso y el valor de la tradición y el esfuerzo y el valor de romperla, la dialéctica entre lenguaje e imaginación, entre naturaleza y arte.” Gerardo Arriaga: Técnica de la guitarra barroca. III jornadas de estudio sobre la historia de la guitarra. Subir

 


[2] Proceso de copiar los datos de audio, vídeo o ambos a un disco duro. Subir

Deja un comentario